Es Pop Ediciones

Christa Faust

Christa Faust es probablemente la más genuina heredera de los grandes autores de la literatura “de quiosco” norteamericana, como Lawrence Block, Mickey Spillane o Richard S. Prather. Al igual que ellos, Faust combina los encargos profesionales y alimenticios (como las adaptaciones de Destino final 3 y Serpientes en el avión o las novelas Friday the 13th: The Jason Strain y Supernatural: Coyote’s Kiss) con otras obras mucho más personales y profundas, pero no por ello menos enérgicas, enmarcadas habitualmente dentro del género negro y el horror.
Criada en el Bronx y en la Cocina del Infierno, Faust trabajó como chica de cabina en Times Square y como dominatrix profesional, llegando a dirigir y protagonizar decenas de películas fetichistas. También escribió y dirigió Dita in Distress, un serial en cuatro episodios, en el que combinaba las aventuras con el bondage, protagonizado por la famosa reina del burlesque Dita Von Teese.
Tras haber publicado las novelas Control Freak (1998) y obtener un primer éxito con Hoodtown (2004), novela a medio camino entre el noir y el fantástico mexicano, descrita por la crítica como “Casablanca con máscaras de lucha libre”, Faust colaboró con Poppy Z. Brite en la novela episódica Triads y acabó consagrándose como una de las voces más particulares y enérgicas de su generación con A la cara (Es Pop Ediciones, 2010), novela en la que reinventa el más puro hardboiled desde un punto de vista estrictamente contemporáneo y femenino, pero sin arrebatarle ni un ápice de garra o visceralidad. Recientemente, Faust ha seguido depurando su particular mezcla de intriga y sensualidad en Choke Hold (2011), una secuela de A la cara protagonizada por su personaje fetiche, la ex actrizporno metida a investigadora Angel Dare, y Butch Fatale (2012), una nueva vuelta de tuerca a los conceptos de la novela negra clásica encarnados en este caso por una detective lesbiana caracterizada por un apetito insaciable por dos cosas: las mujeres y los líos. En palabras de la propia autora: “Como Mike Hammer pero con tetas”.
Christa Faust vive en la casa más diminuta de Silver Lake con su boston terrier Butch.