Es Pop Ediciones

James Joyce

James Joyce (Dublín, 1882 – Zúrich, 1941) es uno de los escritores más importantes de la historia de la literatura anglosajona. Estudió lenguas en el University College de Dublín, donde participó en diversas actividades literarias y teatrales, escribiendo sus primeros ensayos y un par de obras dramáticas, hoy perdidas. En 1903, tras haberse graduado, se desplazó en París con la intención de estudiar medicina, pero la mala situación de su familia, poco menos que arruinada debido al alcoholismo y las malas gestiones de su padre, le obligó a desistir y a buscar trabajo de inmediato como periodista y profesor.
En 1904 Joyce conoció a Nora Barnacle, una joven de Galway que trabajaba como camarera de pisos en el hotel Finn’s, de Dublín, con la que se casaría y junto a la que emigraría a Suiza y posteriormente a Trieste, donde trabajaría dando clases de inglés y donde seguiría residiendo hasta 1915. En 1907 publicó su primer libro, un volumen de poesía titulado Música de cámara, si bien sus principales esfuerzos estaban aplicados a la prosa, principalmente relatos cortos de corte experimental movidos por la voluntad de fomentar la experiencia lingüística, muchos de los cuales reuniría posteriormente en su colección de cuentos Dublineses. En 1909 viajó a Dublín en busca de editor para dicha obra, sin embargo, tendría que esperar hasta 1914 para ver cumplida su ambición. A pesar del interés mostrado por varios editores, el contenido polémico de algunos de los cuentos impidió su publicación en varias ocasiones, una de ellas debido a que el impresor designado para realizar el libro se negó en redondo a terminarlo, llegando incluso a destruir las planchas. Una ventaja insospechada de todos aquellos problemas y demoras fue que Joyce acabaría añadiendo un último y más elaborado relato a la colección: Los muertos, considerado una de las mejores narraciones breves jamás escritas en lengua inglesa.
También en 1914, Joyce comenzó a publicar de manera seriada en la revista The Egoist una novela en la que llevaba trabajando desde 1907, Retrato del artista adolescente, relato semiautobiográfico en el que se enmascaró tras el personaje de Stephen Dedalus y que acabaría editándose finalmente en un solo volumen en 1916. Dos años más tarde, residiendo ya en Zúrich, fundó la compañía teatral The English Players dedicada principalmente a representar dramas irlandeses. También en 1918 publica su único drama: Exiliados, en el que canaliza la fuerte influencia de la obra de su admirado Henrik Ibsen para trazar un estudio psicológico sobre un matrimonio de mediana edad consumido por los celos, un tema que ya había tratado en Los muertos y que volvería a reaparecer en su siguiente y más conocido trabajo.
En 1922 Joyce publica Ulises, una de las novelas más influyentes y discutidas del siglo XX, con la que emprendió un camino de experimentación y vanguardismo radical que desembocaría en su siguiente y última obra, Finnegan’s Wake, terminada 17 años más tarde y con la que el autor pretendía “tener ocupados a los críticos durante trescientos años”. En 1941, dos años después de la publicación de Finnegan’s Wake, Joyce tuvo que someterse a una operación de úlcera de duodeno perforada, falleciendo la madrugada del 13 de enero de 1941.